Blog de coaching-ruano

5 Formas de Vivir La Vida Al Máximo

Escrito por coaching-ruano 10-03-2016 en Coaching. Comentarios (0)

¿Si hoy fuera tu último día, morirías satisfecho?

Hoy les comparto estas 5 formas para vivir al máximo todos los días de su vida y nunca arrepentirse.

1. Vive con un propósito

Vive de acuerdo a tus intenciones, de acuerdo a lo que tú quieres. No te preocupes o ahogues tus pensamientos y tu ser con las opiniones de las demás personas. Lo que los demás digan de ti sólo los define a ellos, no a ti. Como vimos aquí, uno de los 5 arrepentimientos más comunes de las personas a punto de morir es que no vivieron su vida de acuerdo a lo que ellos querían, sino que vivieron una vida de acuerdo a lo que los demás esperaban de ellos. No cometas el mismo error. No le des poder a los otros sobre ti. No les permitas dictar cuales son tus acciones y decisiones.

Intentar impresionar a la gente es un desperdicio de tiempo. La verdad es que al final de todo, cada quien se preocupa por su propia vida demasiado como para preocuparse por la tuya. Y no digo que no haya excepciones como tu familia, tu padre, madre o amigos muy cercanos que verdaderamente te aman. Pero de ahí en fuera, los demás se ocupan de sus vidas no de la tuya. Ponte a pensar. ¿Cuánto tiempo pasas tú pensando sobre la vida de otros? Muy probablemente la respuesta es 0 ó nunca.

Con mucha frecuencia vivimos cada día de nuestras vidas sin tener un propósito y caminamos sin rumbo simplemente pasando a través de lo que nos muestra la vida. Pero poco a poco el tiempo pasa y no nos damos cuenta de que el reloj va avanzando lentamente, no somos consientes de que cada minuto que transcurre nos acerca más al destino final que tenemos todos como seres humanos, la muerte. Es por eso que debes despertar, debes hacerte consciente de que la vida es muy corta como para desperdiciarla por ahí y comenzar a ejecutar las acciones necesarias para que consigas lo que quieres en la vida ahora mismo. No mañana, no la siguiente semana, no el siguiente mes, no al iniciar el año, ¡sino ahora mismo!

“No creo que el propósito de la vida sea ser feliz. Creo que el propósito de la vida es ser útil, es ser responsable, es ser compasivo. Es, sobre todo, tener un propósito, contar, haber hecho una diferencia con tu vida” – Leo Rosten

Aprende a estar contento con el desprecio. Date cuenta de que si alguien te rechaza, no dejas de ser la persona que eres. Tú seguirás siendo el mismo. ¿Entonces por qué preocuparte?

Si sabes lo que vales y lo que mereces, entonces ve por ello y obtén lo que mereces, nadie va a venir a dártelo. Toma la decisión consiente cada día que pasa de hacer algo que te de miedo.  Toma la decisión y hazlo. Tus sueños están al otro lado de tus miedos. En pocas palabras, tu vida comenzará a ser mucho mejor si comienzas a enfrentar tus miedos.

Nunca en la historia de la humanidad hemos leído que tan genial es ser un cobarde, nunca hemos escuchado de un hombre que trascienda el tiempo y el espacio por haber sido un cobarde. Las únicas historias que trascienden son las de los valientes. Conviértete en un superhéroe y consigue lo que quieres. Tus límites los pones tú.

Recuerda que tu vida es tu película. ¿Pagarías la entrada al cine para ver la película de tu vida?  Si la respuesta es no. Entonces, tienes que comenzar a hacer cosas diferentes, muy probablemente cosas que te asustan.

Si escribes tus metas y trabajas cada día para completarlas entonces estás viviendo una vida con propósito. Estás viviendo al límite y levantándote cada día con el deseo enardeciente de conquistar la vida.

Es importante vivir con un propósito, sino cuando nos pase la vida ni siquiera notaremos los cambios como en el video anterior. No vas a ver lo que no buscas, no vas a ver las cosas si no te enfocas. Ahí radica la importancia de una vida con propósito.

2. Trabaja duro, no demasiado

Nosotros no estamos destinados a desperdiciar nuestras vidas trabajando al punto de que descuidemos aquellos a los que queremos. A nuestra familia, amigos, novio, novia, esposo, esposa o hijos. Porque perder esa conexión con ellos, es perder algo sumamente valioso e irremplazable.

Todos tenemos gastos que hay que pagar, pero recuerda porque estás trabajando en primer lugar. ¿De qué sirve que le des todo el dinero del mundo a tu esposa o hijos si no pasas tiempo con ellos? Trabajar tanto puede terminar haciéndote perder la oportunidad de crear y fortalecer tus relaciones. Recuerda quien va a estar ahí cuando estés enfermo o en tu lecho de muerte. ¿Tu jefe, tus clientes, o tu familia y seres queridos?

Aprende a vivir en el aquí y el ahora (te recomiendo leer el libro El Poder Del Ahora de Eckhart Tolle si el concepto no lo tienes muy claro). Sí estas con tu familia, está con ellos, préstales tus 5 sentidos, no estés pensando en otras cosas. Puedes pensar sobre tu trabajo en el trabajo.

Deja las quejas y excusas, no sirven de nada. Ponte a encontrar soluciones, enfoca tu energía en algo positivo que sea productivo.

Utiliza el trabajo para obtener lo que quieres, que no sea una excusa para sacrificar tus sueños y el tiempo con los que amas.

3. Saca lo de adentro

Tener rencores hacia situaciones o personas en la vida es crear en parásitos dentro de ti, que te irán destruyendo poco a poco. ¡Sácalos y libérate de la miseria!

Cualquier rencor que tengas, te prometo que no vale la pena. Ten el valor de trabajar en él, si es con una persona ve y arréglalo. Pide perdón si es necesario. Muchas veces un perdón es la llave para solucionar los problemas que creíamos imposibles de solucionar.

Si la otra persona no te importa, da el siguiente paso y déjalo. Aléjate.

Identifica y haz una lista de los rencores que tienes en tu vida, con personas y con situaciones. Luego escribe un mensaje a cada uno de esos rencores haciéndoles saber porque decides dejarlos atrás. No lo vas a hacer por las otras personas, lo vas a hacer por ti. Te sorprenderás de lo ligero que te comenzarás a sentir.

4. Mantente en contacto con las personas que importan

Muchas personas hubieran deseado mantener una amistad, pero esperaron por mucho tiempo.  Reaviva tus amistades. Es casi igual de difícil como servirte un vaso de leche, encontrar y reconectar con tus amistades a través de Facebook u otros medios sociales. Haz más que  darle like o comentar sus publicaciones. Agarra el teléfono, habla, escucha.

“Cuenta tu edad por tus amigos, no por tus años. Cuenta tu vida por tus sonrisas, no por tus lagrimas” – John Lennon

¿Quién es esa persona que está  esperando tu llamada? Sabes quien es y sabes que probablemente le harás el día. ¿Es tu papá, tu mamá, tu tía, abuela, esposa, novio? Deja de leer este artículo ahora y ve a tomar el teléfono, recuérdales que los quieres y pregunta como va su día. El siguiente punto te estará esperando cuando vuelvas.

5. Elige ser feliz

La felicidad es una elección. Es algo que puedes decidir ser. No tienes que esperar a graduarte de la escuela, a conseguir empleo o la novia de tus sueños. Y no creas que el dinero te hará feliz. Tienes una elección que hacer ahora mismo. Vas a sonreír y estar contento cuando te levantes de estar vivo, o vas a tener flojera de salir de la cama. Vas a sonreírles a las personas fuera de tu hogar, o te harás pasar por un desconocido que no ve a nadie.  ¡DESPIERTA! La vida es una, decide ser feliz, decide convertirte en la mejor versión de ti, decide vivir la vida al máximo.

5 Pensamientos Que Pueden Estar Limitando Tu Éxito

Escrito por coaching-ruano 10-03-2016 en Coaching. Comentarios (0)

¿Sabías que tu éxito lo puedes estar limitando tú?

A través de tu pensamiento puedes estar limitándote, es por eso que hoy veremos los 5 pensamientos que pueden estar limitando tu éxito y los transformaremos en ideas que te ayudarán a conquistar tus objetivos y la vida:

1. No quiero fallar: en los dos años y medio que llevo estudiando el éxito y el fracaso me he dado cuenta que las personas más exitosas hablando en el ámbito que se te ocurra, económico, relaciones, salud o en cualquier otra área, han fallado y muchas más veces de las que podamos imaginar. Incluso después de conseguir el éxito continúan fallando. Y muchos pensarán que fallar está mal y no se debería de hacer. Lo que no saben es que el fracaso es un ingrediente necesario del éxito.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse” – Winston Churchill

Si no has fallado todavía significa que no has intentado nada y no has aprendido nada. Y si no estás preparado para fallar nunca vas a intentar nada nuevo. Entonces prepárate para fallar y acepta el fallo, pero nunca aceptes haber fallado sin haber aprendido. Construye una mentalidad en la que consideres que fallar está bien siempre y cuando aprendas de él.

Recuerda que en la vida todo está diseñado para que falles por default, si no haces nada terminarías muerto. Intentar cosas nuevas no va a evitar que falles, pero va a aumentar drásticamente tus probabilidades de poder triunfar y alcanzar el éxito.

2. No quiero tener miedo: el miedo es una respuesta natural de nuestro sistema nervioso para protegernos o “creer” que nos protege. Y lo malo no es tener miedo, lo malo es no desarrollar el control para saber cuando debemos o no hacerle caso a esa reacción instintiva y aprovechar las oportunidades cuando estén ahí en vez hacernos hacia atrás.

Vivimos en una sociedad donde se nos dice que si queremos triunfar debemos superar nuestros miedos, y lo dicen como si algún día fuera a desaparecer ese mecanismo que como ser humanos nos ayuda a mantenernos fuera de los peligros para proteger nuestra integridad. Lo cierto es que el miedo siempre se va a encontrar ahí y no va a desaparecer, no del todo. Pero es cierto que conforme los enfrentamos constantemente desarrollamos el control para ignorarlos y continuar adelante, para hacer las cosas a pesar de que está ahí y seguir expandiendo nuestra zona de confort para crecer y ser mejores.

La diferente entre aquellos que tienen éxito y los que no, no es su grado de miedo sino como responden ante él. Acepta tus miedos y utilízalos para impulsarte en vez de limitarte.

3. Mi problema son mis circunstancias: las personas suelen ver sus circunstancias actuales como problemas externos o ajenos a ellos, como si no tuvieran ningún control sobre su vida y otras personas como el gobierno o asociaciones secretas los manejaran y los hubieran puesto en esa posición. Sabemos que también hay factores externos que influyen en nuestras vidas pero no la impactan del todo. En otras palabras, las personas se hacen las victimas de su situación y culpan a las circunstancias o a otras personas, de manera que siempre tienen un pretexto para  no asumir la responsabilidad actual de que si se encuentran en el punto en que se encuentran o están pasando por cualquier situación, es en gran medida porque ellos fueron los que tomaron el camino para estar ahí, nadie más, sino ellos.

Ahora que te das cuenta de que tu vida es tu responsabilidad y de nadie más, que tu vida es un reflejo de todas tus decisiones, puedes comenzar a exponerte a nuevas fuentes de pensamiento y relacionarte con personas que te ayuden a desarrollarte.

No son las situaciones lo que te afecta, sino tu reacción ante esas situaciones. Cuantas personas hemos visto que han nacido en circunstancias muy precarias como en la pobreza o familias disfuncionales (Eminem), o con enfermedades que los limitan grandemente (Stephen Hawking) y han triunfado con honores en algún campo. No permitas que tus circunstancias te limiten, muévete para cambiar lo que no te guste y haz lo posible por alcanzar tus sueños sin poner excusas. Los límites los pones tú.

4. Es difícil: Claro que lo que vale la pena es difícil. Si el éxito fuera fácil cualquiera lo conseguiría haciendo lo mínimo. Requiere dedicación, disciplina, esfuerzo, enfoque, trabajo, habilidades, actitud, conocimiento, metas, estrategias, valores, entre otros y además ser constante con todo lo anterior. ¿Se dice fácil verdad? Por supuesto que en la ejecución es difícil en una escala muy alta, y aunque todavía no lo sepas tú así quieres que sea, no habrás querido que fuese de otra manera después de que lo logres.

“Al vencer sin obstáculos se triunfa sin gloria” – Pierre Corneille

Sin obstáculos no hay triunfo, y casualmente el camino del éxito está lleno de ellos. La gran mayoría de las personas no completa el recorrido, se rinde y pierde el derecho de triunfar, mientras que hay muchos menos que a pesar del dolor y sufrimiento continúan y lo alcanzan. La diferencia es que unos cargan con el peso de la derrota y los otros se elevan en la pirámide del éxito consiguiendo estilos de vida que pocos conocen porque pocos han sido los que han impreso el esfuerzo requerido para llegar hasta ahí.

Si quieres vivir una vida diferente a la de las otras personas vas a tener que hacer cosas diferentes, sin embargo, no olvides que va a ser duro, pero que todo lo que des de ti se te pagará multiplicado en éxito y satisfacción al final.

5. Todavía no es el momento: Otro de los pensamientos que matan muchos sueños y le permiten al tiempo diluirse junto con la vida. Algunos dirán que todavía no es el momento, que no hay prisa o apuro o que todo llega si sabes esperar… lo cierto es que la vida no espera, ¿quién te garantiza que vivirás 20 ó 30 años más? Hay que desarrollar el sentido de urgencia y hacernos consientes de que el momento nunca es perfecto, nosotros somos los que lo hacemos perfecto cuando abrimos los ojos y ponemos manos a la obra ante las oportunidades que se presentan. Hay que moverse y remar hacia el territorio que queremos pisar.  El momento es cuando tú lo decidas.

No toda la gente lo hace, pero otra deja que pase el tiempo por tener la creencia de que “todavía no es el momento”. Así que por favor no te hagas parte de este club, date cuenta de que la vida es corta y se te va a acabar, ¡aprovéchala y no esperes más!

La única forma en la que no vas a fallar, no vas a tener miedo, en la  que vas a estar en circunstancias favorables, en la que todo va a ser fácil y súper cómodo será cuando no te muevas, cuando te mantengas en el mismo lugar y no avances, cuando no intentes nada nuevo… pero eso sólo durará un momento porque después te darás cuenta que habrás fallado al no hacer lo que querías, que completar lo fácil no te da la misma satisfacción que lo difícil, y que las circunstancias que creías favorables no lo son pues por no hacer algo mientras podías ahora es mucho más difícil enderezar el camino.

En ti esta la decisión de tomar el camino fácil, aunque ese es un precio que en el largo plazo vas a pagar con el dolor y remordimiento del fracaso para siempre, o tomar el camino difícil y bañarte en las gloriosas aguas de regocijo y alegría por haber cumplido todos tus objetivos o la mayoría.

Compartan si les gusto y les agradezco que dejen sus comentarios al final de esta página. Me interesa que me hagan saber lo que piensan :)

8 Cosas Que Hacen Las Personas Felices

Escrito por coaching-ruano 10-03-2016 en Coaching. Comentarios (0)

A muchos de nosotros nos gusta pensar que somos felices, pero muy en el fondo no necesariamente creemos o sentimos que lo somos.

Cuando volteas alrededor y ves a la gente feliz, y te preguntas porque sigues yendo al mismo trabajo, porque tienes la misma rutina todos los días, o porque no has logrado lo que quieres, es fácil sentirte menos agradecido por la vida que tienes. ¿Así que cuales son los secretos de toda esa gente feliz? ¿Qué están haciendo para sacar el máximo provecho de la vida, mientras que el resto de las personas sólo la ve pasar?

1. Dan

Enfocarte en el dinero es una forma segura de terminar siendo infeliz. De hecho, en estudios de felicidad que se han hecho, los investigadores  han encontrado que una vez que tienes el dinero suficiente para satisfacer tus necesidades básicas solo hay dos formas en las que el dinero puede ayudarte. Una es mejorar tu posición social y la otra es darlo. Mediante el uso del dinero para ayudar a los demás en lugar de acumularlo innecesariamente, la gente feliz se siente como que está haciendo una contribución positiva al mundo.

2. Son agradecidos

Las personas felices son agradecidas por las cosas que tienen. No gastan todo el tiempo queriendo lo que otros tienen o soñando con una vida mejor. En vez de eso, se dan el tiempo todos los días de pensar en las cosas que aprecian y de estar agradecidos por ellas.

3. Evaden el drama

Las personas felices tienden a ocuparse de sus asuntos. Mientras que otras personas quedan atrapadas en las relaciones o el estrés de otras personas. La gente feliz elige enfocarse en las cosas sobre las que tienen más control. Ponerle atención a tu propia vida y dejar que los demás vivan la suya es una manera simple de maximizar tu felicidad.

4. Valoran sus relaciones

En vez de enfocarse en el dinero  y perseguir sin descanso un asenso profesional trabajando muchas horas, las personas felices enfocan más su tiempo  en sus relaciones personales. Al final de tu vida, no recordarás el tiempo que gastaste trabajando. En vez de eso, valorarás el tiempo que pasaste con tu familia y amigos. Poner a las personas antes que el dinero es una herramienta poderosa para conseguir la felicidad.

5. Ven el lado positivo

Cuando las cosas se ponen difíciles, las personas felices raramente se ven afectadas. Vivir en el fracaso o imaginar los peores escenarios en cada situación de su vida puede ser la opción que toman muchas personas, pero si quieres ser verdaderamente feliz, tienes que tener confianza en que las cosas serán mejor. Mantén tu perspectiva y recuerda que no importa lo que pase, siempre se puede cambiar para bien.

6. Cultivan diversas partes de su vida

Además de otorgarle valor a sus relaciones, las personas felices no se definen a sí mismos por un aspecto de su vida. Tienen hobbies y aman aprender y crecer como individuos. Al poner atención a diferentes aspectos de su vida, las gente feliz no se siente abrumada cuando un elemento de su vida se sale de control. Si pasa algo, todavía tienen su carrera, relaciones y demás cosas buenas que les impiden decaer.

7. Siguen sus pasiones

Las personas felices siguen sus pasiones. Si se levantan y se dan cuenta de que no son felices con su trabajo o su situación, no tienen miedo de dejarlo para perseguir algo que realmente les importa. Esto puede implicar tomar un riesgo, esto puede dar lugar a un gran fracaso. Pero las personas felices no tienen miedo o a pesar de él, se apegan a sus sueños y los persiguen.

8. No se enfocan en cosas materiales

Mientras muchas personas creen que comprar es una excelente forma de liberar el estrés y que tener cosas los hará felices a largo plazo, otros eligen valorar las experiencias sobre los bienes materiales. 



9 Afirmaciones Poderosas Que Te Ayudarán A Ser Mentalmente Fuerte

Escrito por coaching-ruano 10-03-2016 en Éxito. Comentarios (0)

Aumentar tu fortaleza mental a niveles exagerados es posible.

Las personas mentalmente fuertes no nacieron así. Ellos también eran inseguros, poseían poca confianza en sí mismos y tenían otros rasgos de las personas mentalmente débiles. Afortunadamente, eso de ser débil mental puede cambiarse, ya que ésta es una habilidad que se puede desarrollar como cualquier otra para fortalecer tu músculo mental y transformarte en una persona mentalmente fuerte.

Para desarrollar los rasgos de las personas mentalmente fuertes, comienza memorizando estas afirmaciones que te ayudarán a convertirte en alguien con gran fortaleza mental.

1. Nada puede detenerme, nada puede romperme

Las personas mentalmente fuertes no permiten que cualquier situación o evento negativo los detenga o los destruya emocionalmente. Está bien enfadarse, pero no está bien permitirle a las circunstancias convertirse en un tirano que te robe toda tu felicidad. Puede ayudarte encontrar a una persona que se sobrepuso a grandes obstáculos, más grandes que cualquiera de los que tú te hayas enfrentado, de manera que te sirva de modelo  para motivarte, inspirarte y seguir adelante. Por ejemplo, Helen Keller, se convirtió en una mujer exitosa a pesar de ser ciega y sordomuda; Eminem, se convirtió en un cantante famoso luego de sufrir a lo largo de su vida situaciones difícilmente imaginables que pudieron haber destrozado a cualquier persona, excepto a él; o Stephen Hawking, quien a pesar de padecer una enfermedad grave degenerativa desde muy joven, logró convertirse en el físico más famoso de la época actual.

Las personas mentalmente fuertes no abandonan sus sueños por derrotas temporales, pues saben que el fracaso es un ingrediente del éxito. Cuando ocurren resultados inesperados no deseados, cambian lo que hicieron para obtener resultados diferentes, simplemente eso.  Recuerda que tu éxito no está determinado por tus acciones iniciales, sino por tu habilidad para mantenerte intentado y nunca rendirte. Entonces recuerda, nada puede detenerte, nada puede romperte.

2. Soy el creador de mi vida

Las personas mentalmente fuertes no culpan a los demás por los acontecimientos que ocurren o han ocurrido en sus vidas, no culpan a los demás por su falta de éxito o por sus fracasos. Todos aprendemos y crecemos a nuestro propio ritmo, y está bien cometer errores, si no nos equivocáramos no aprenderíamos… lo que si no está bien es rehusarse a aceptar la responsabilidad de tu vida. Mucha gente no se ve como el dueño de su vida, creen que la vida pasa por alguna razón que desconocen y que no hay posibilidades de ejercer algún control sobre ella por más que lo intenten para cambiar sus situaciones, siendo que la verdad es que sí se puede tomar el control de tu vida si te comprometes a hacerlo. Esta actitud de autoderrota de muchas personas sobre que la vida es algo que pasa, no algo que tu creas, termina con su existencia letalmente pues los lleva por un sendero sin propósito en el que pasan sus días sin idea de lo que esperan lograr mientras están vivos.

3. Tengo el poder de decidir

Las personas mentalmente fuertes no corren ante las decisiones, las enfrentan en el momento. Planear, en muchas ocasiones es aplazamiento disfrazado. Esta muy bien tener un plan para situaciones importantes que tienen que hacerse, pero procura ponerle fecha límite para ejecutarlo. Como dice Tony Robbins “Si no has emprendido la acción, entonces realmente no has decidido”. El éxito está reservado para las personas que tienen el coraje de actuar rápidamente y decisivamente.

4. Creo en mí mismo totalmente

Las personas mentalmente fuertes no cuestionan sus habilidades, saben que si no creen en ellos mismos, ¿porqué deberían los demás creer en ellos?. Por supuesto que no significa cerrarse a sólo tu opinión e ideas, está bien y debes de buscar conocimiento en otras fuentes para complementarte y convertirte en alguien más completo, pero no pienses que nunca tienes la respuesta correcta. Dudar de ti mismo solo te desalentará de perseguir tus metas que te harán sentir feliz y completo. Creer en ti te alentará para confiar en tu intuición y abrirte a más posibilidades de las que puedes imaginar.

5. Para poder cuidar a los demás, primero tengo que cuidarme a mi mismo

Las personas mentalmente fuertes no ponen lo que quieren otros antes de sus propias necesidades. Mientras que está bien cuidar a tu familia y amigos, no está bien dejar que tu salud sufra como consecuencia. Puede ser difícil encontrar el tiempo para comer saludable y hacer ejercicio, y más si eres padre o madre, pero no crees que es tonto esperar a que tus hijos tomen su salud seriamente si tú no eres un ejemplo positivo. Tus palabras no tendrán impacto si no están alineadas con tus acciones. Cuídate a ti mismo, date tiempo para practicar tus actividades favoritas, relájate, sal con tus amigos, no olvides que tu salud es el activo más valioso que tienes.

6. Soy una persona de valor

Las personas mentalmente fuertes reconocen su alto valor como personas, se quieren,  se aprecian, se sienten afortunadas de ser ellas mismas. Saben que todo lo que tienen que decir tiene valor porque viene de ellos y no les da pena expresarse frente a los demás. Saben también que son personas de gran valor porque tienen mucho que aportar a la sociedad y porque saben que quieren hacer de su vida, saben como lo van a hacer, saben porque lo van a hacer y saben que están fielmente comprometidos con tomar las acciones necesarias para cumplir sus objetivos en la vida. Además de que continúan siempre creciendo, exigiéndose más y empujándose constantemente fuera de su zona de confort para convertirse en una mejor persona cada día y buscar ser la mejor versión de sí mismo.

7. Tengo una razón poderosa detrás de cada meta

Las personas mentalmente fuertes no persiguen una meta sin una razón profundamente apasionada. Saben que quieren hacer, como lo van a hacer y porque lo van a hacer. Es normal estar confundido acerca de lo que quieres algunas veces, la confusión es el primer paso para el entendimiento. Lo que no es aceptable es que nunca te detengas a considerar este punto.

8. Yo pongo mis límites

Las personas mentalmente fuertes reconocen que son ellos mismos los que tienen el poder de decidir hasta donde quieren llegar, que nadie más tiene el poder de decirles que pueden o no pueden hacer. Las barreras mentales las creas tú, y también tú eres el único que las puedes destruir. Limítate a limitarte.

9. Todo es parte del plan

Las personas mentalmente fuertes saben que cualquier situación, parezca buena o mala, forma parte de algo superior. Son flexibles y aceptan todo lo que suceda en el momento porque tienen confianza en que cualquier evento que ocurra les ayudará a fortalecerse y crecer como personas. Acepta lo que pase con tu vida, si no estás conforme lucha por cambiarlo, pero recuerda que a lo que te resistes, persiste. Así que permite que todo fluya aceptándolo.

Si quieres alentar a tus amigos a ser mentalmente fuertes como tú, por favor presiona el botón de compartir y continuemos esparciendo información útil para que más gente se desarrolle personalmente.

9 Formas De Identificar A Una Persona Negativa

Escrito por coaching-ruano 10-03-2016 en Coaching. Comentarios (0)

Como seres humanos es natural que todos los días tengamos que tratar con otros seres humanos, lo que nos genera una posibilidad inevitable de sin saber o sentir, tratar con personas negativas.

Está claro que no hay nada de malo en tratar con una persona negativa (de todos se puede aprender algo), pero lo mejor es evitarlos en la medida de lo posible y rodearnos de personas positivas que nos contagien de su energía para continuar activos, motivados y vibrando en una frecuencia que nos mantenga en el ritmo del éxito y no al contrario.

“Rodéate de gente positiva y serás una persona positiva” – Kellie Pickler

Es por ello que decidí crear la siguiente lista sobre las 9 formas de identificar a una persona negativa y mantenernos alerta.

9 Formas de identificar a una persona negativa

1. Son pesimistas

Las personas negativas ven todo por el lado más desfavorable.  Siendo pesimistas y prejuiciosos es otra manera en la que las personas negativas se dan a conocer. No importa lo que les digas a estas personas, siempre buscarán la forma de enfocarse en lo malo sin percatarse de lo bueno. Especialmente cuando aparecen problemas inesperados, estas personas no pararán de quejarse, arruinando su día. No importa que tan bello sea el día, siempre habrá mucho tráfico, hará mucho calor, hará mucho frío, nunca estarán en paz. Cuando el pesimismo de una de estas personas interfiera con tu habilidad para sentirte bien, es momento de dejarla.

2. Mienten

Como era de esperarse, un rasgo más de que una persona es negativa es que frecuentemente miente. No importa si las mentiras son grandes o pequeñas, el hecho es el hecho. Si regularmente descubres que esa persona le miente a otras, hay una enorme posibilidad de que también te esté mintiendo a ti. Las personas que tienen los efectos más grandes en nuestras vidas son aquellas en las que podemos confiar, por lo tanto, mantener relación con alguien que es deshonesto sólo será desgastante para ti.

3. Siempre piensan en ellos primero

De alguna manera, las personas negativas casualmente suelen sólo pensar en ellos.  Si la persona en cuestión nunca parece encontrar tiempo para ti (aunque tú siempre la ayudas), es un gran indicador de que su tiempo es más importante para ellos. Otra forma en la que alguien únicamente se considera a sí mismo es la falta de preocupación por tu bienestar. Incluso si esa persona nada más tiene en cuenta lo que va a ganar de cada situación, sin tener en cuenta a los demás, es muy probable que te vaya a defraudar.

4. Son envidiosos

Otra forma en que puedes identificar que una persona es negativa es porque tiene envidia constante de tus logros. Las personas cercanas a ti deberían estar muy alegres cada vez que tienes éxito, no al contrario. Así que si sientes que nunca puedes compartir buenas noticias con una persona, eso puede ser una luz roja para que estés atento.

5. Juegan a ser la víctima

Otro modo en el que las personas negativas pueden ser dañinas es cuando juegan a ser la víctima.  A pesar de que estas personas puedan estar convencidas de que cualquier situación es mucho peor para ellos, si alguien está constantemente diciendo que es el más afectado por la vida, ésta puede ser una señal de que la relación no es buena para ti. Alguien que es negativo frecuentemente le pedirá a los demás que le den más de lo que él o ella está dispuesto a darles.

6. Son chismosos

Otra característica de las personas negativas es que tienen gran entusiasmo por generar el chisme. El chisme frecuente no solamente muestra que alguien raramente conversará de cosas importantes contigo, sino que usualmente esos chismes son pura ficción. Si te relacionas con personas que están constantemente hablando de otros, ten en cuenta que puede que hagan lo mismo contigo a tus espaldas. Además de que en el largo plazo, sólo hablar de otras personas es aburrido y cansado, así que probablemente estas mejor sin ellos.

7. Son controladores

Un indicador considerable de que una persona es negativa es que es extremadamente controladora. A pesar de que todos tenemos tendencias controladoras, hay una diferencia entre alguien que le gustan las cosas bien hechas y alguien que intenta manipular a las personas cercanas para que hagan lo que la otra persona quiere. Si sientes que alguien frecuentemente te está intentando manipular o convencer de algo que él o ella quiere que hagas, probablemente no es la mejor relación que puedes tener.

8. Son arrogantes

De igual manera las personas negativas suelen ser arrogantes. Se ven a sí mismos como los más inteligentes y las únicas personas de realizar cierta actividad. Tal vez su negatividad constante es derivada de esta arrogancia, porque creen que conocen la forma “correcta” de hacer las cosas.

9. Siempre tienen la razón

Las personas negativas casi siempre intentan dominar cualquier conversación. Por lo mismo que creen ser los más inteligentes, los demás tienen que estar equivocados. Con las personas negativas las pequeñas platicas suelen tornarse en argumentos violentos alimentados por el ego que tienen de ganar la conversación, en vez de entablar una plática con el fin de compartir ideas. También puedes olvidarte de que consideren tu punto de vista, ya que el de ellos es el real y verdadero. Por tanto, si estás cerca de personas que ven cualquier conversación como un reto que deben ganar, lo más recomendable es que te alejes porque es casi imposible tener una relación saludable en este tipo de condiciones. Cuidado con quien te rodeas, puede ser un punto crucial en tu vida.

¿Y tú como identificas a las personas negativas?¿Cómo sabes cuando son peligrosas para tu vida?  Deja tus ideas en la sección de comentarios, me interesa conocerlas.